Cursos de Actuación en Miami

de Actuación en Miami.
Clases de actuación en Miami por la reconocida actriz y profesora Sandra García. Para más información llámenos al 305.551.7473. Estas clases forman parte de los proyectos de Teatro en Miami Studio
   
escribe tu email

lunes, 11 de agosto de 2014

Waldo González López noticias en www.TeatroenMiami.com


huevo-de-oro-23-1Por Waldo González López –www.TeatroenMiami.com
Como me interesaba visionar El huevo de oro(adaptación libre que de la popular comedia de enredos Melocotón en almíbar, del comediógrafo y dibujante humorístico hispano Miguel Mihura, realizara la destacada actriz Vivian Morales) fui el pasado sábado a El Yunque, donde se presenta la obra llevada al cine y la TV españolas.  
   Ante todo, Vivian debió enfrentarse con varios nada fáciles dilemas, entre ellos, la trasposición de la trama de la demasiado extensa pieza (cuya acción se desarrolla en Madrid) a nuestro contexto, con el fin de lograr un mejor disfrute de pieza y puesta por los espectadores. En primer lugar, la primera parte adopta un ritmo harto lento que abandona en la segunda, cuando adquiere el adecuado, por requerido.  
   Ello supone la primera dificultad de su doble labor creadora, pero hay más: en la adaptación y la dirección (otro punto embarazoso) de siete intérpretes de variopinta generación y nacionalidad, formación y praxis(que tanto importan y deciden en un resultado escénico).
gato-con-botas-10-1Por Waldo Gonzâlez López -www.TeatroenMiami.com 
Fotos: Cortesía de El Ingenio Teatro (Facebook)
El Gato con Botas que nos presenta el Teatro Trail los domingos a las 11 de la mañana, resulta, de principio a fin, una atractiva oferta, no solo para la grey infantil, sino para toda la familia, ya que se trata de un musical con humor para todos los gustos. Sí, destinada a todos los integrantes de la familia, pues también divierte a adultos o “mayores” que no han perdido la capacidad de soñar, tal quería el poeta.  
   Sin duda, esta nueva y afortunada propuesta nos trae un posmoderno felino que sobresale justamente por su novedoso empaque, que lo diferencia de todas las versiones/adaptaciones vistas por el crítico en Cuba y en Miami.
   De tal suerte, convencen ritmos, estilos y géneros musicales en adaptaciones y arreglos, fusionados a una rica coreografía, cuyos disímiles bailes proliferan en esta entrega no común por tal diversidad, secundada por el continuo movimiento y las acciones físicas de los bien entrenados actores, cuya preparación se constata y agradece.

el-credito-01Por Waldo González López –www.TeatroenMiami.com
Fotos: Gladys Pérez
Una comedia con visos de otredad, de lo no común y, por ello, sustancial, resulta El crédito. Por ello, atrae al público no conforme con el humor gratuito de “doble” (¿“triple”, “cuádruple”…?) sentido, ya habitual en numerosas piezas estrenadas en algunas salas miamenses de amplia concurrencia por espectadores que solo desean “refrescar” y, en consecuencia, su preferencia teatral solo busca y se conforma con lo elemental y pedestre, a partir de que —según suponen y esgrimen— tales tópicos conforman nuestra (supuesta) idiosincrasia, con aquello de: “Bueno, tu sabes. Así somos los nacidos en la Isla”.
   De tal suerte, no “lo cubano”, sino “el cubaneo” deviene tópico casi inalterable en numerosas propuestas no convincentes por lo trillado y gratuito de tales estrenos y reposiciones. Mas, tal consideración del crítico no supone de ningún modo un tácito rechazo al humor: no. De ningún modo, solo que prefiere el inteligente, el que sugiere y evidencia el talento del autor, el director y los actores, conjuntados en buenas obras en apreciables puestas.
   Tal acontece con El crédito, pieza del conocido dramaturgo barcelonés Jordi Galcerán (1964), la que, en víspera de su estreno, se anunció en la prensa hispana como sigue:

10372536 10203962946777169_3808874120115268095_nPor  Waldo Gonzâlez López -www.TeatroenMiami.com
Fotos: Alfredo Armas.
Cuando estrenó esta obra musical de raigambre costumbrista (aliñada con ese ingrediente llamado, en broma y en serio, “cubaneo”), su director, Juan Roca, le confesó al colega Arturo Arias-Polo: ''La comedia costumbrista siempre es bien recibida por el público; por eso recurrí a la adaptación del conocido clásico infantil como pretexto para reírnos de las cosas que le ocurren a los vecinos de la ciudad''.
   Y cuando el pasado domingo fui a la reposición de La Cenicienta en Hialeah, Roca más o menos me dijo lo mismo, especificando que el público, ávido de risa, llama al teatro, preguntando: ¿La obra que presentan es una comedia?
   Y no es para menos, porque la gente sufre su cotidianidad (guerras y carencias, mediante) y habita El mundo (que ya no) es ancho y ajeno —tal lo definiera el peruano Ciro Alegría en su novela de 1941—, sino muy, quizá demasiado globalizado y, en consecuencia, todo lo malo nos alcanza a todos.  
   Por ello, además —cambio climático, también mediante— el cada vez más pequeño planeta azul es agobiado por el sofocante calor que nos agosta, presagiando el próximo agosto —y ni quiero presagiar cuánto subirá el termómetro entonces.  

10350444 10152117644871828_8996917060266266322_nPor Waldo Gonzâlez López -www.TeatroenMiami.com 
Fotos: Alfredo Armas 
La invitación, enviada por la actriz y directora Belkis Proenza y el videoasta y fotógrafo Miguel Pascual, decía:

[Recuerdos de Tulipa] Cuenta la historia de los integrantes de un circo de mala muerte que recorren la Isla de Cuba en la época de los 40’s. Conflictos personales y sentimentales cubren la acción de esta entretenida adaptación para Teatro Musical con personajes sólidos y la introducción de actos circenses, canciones y coreografías de la época.

   Pero hay más en esta acogida puesta de Belkis Proenza.   Sí, porque la pieza del destacado dramaturgo Manuel Reguera Saumell, llevada al cine (con el título de Tulipa) por su tocayo, el ya fallecido cineasta Manuel Octavio Gómez), aún mantiene no poco de la frescura que entrañó su estreno como pieza para la escena y, más tarde, como filme.
   Ante todo, la válida combinación de canto, baile y, sobre todo, elementos de pantomima (“lo chaplinesco”, muy bien adoptado y adaptado por Steven Salgado (Mimo) e Imaray Ulloa (Pierrot), cuyos desempeños se alían a la valiosa labor conjunta del equipo, tras la que resulta plausible la experimentada mano directriz de la propia Belkis, quien —cantante y bailarina, actriz y directora— corrobora aquí su talento para el teatro musical, relevante en la reciente y exitosa puesta de La Lupe en tres tiempos.  

Max Barbosa - Noticias en www.TeatroenMiami.com

en-cualquier-lugar-01Por Max Barbosa –www.TeatroenMiami.com
Foto - Julio de la Nuez
 The themes styles and concerns that shape Svich’ dramaturgy are: a critique of the American Dream and a constant search for home through the prism of diaspora and migration. The mixing of  rituals and traditional elements from the Americas with global pop culture; obtuse treatment of  love and desire; and a poetic and nonrealistic use of  language and musical elements. Svich’ characters survive by becoming “ professional” nomads. Like their creator, they find themselves at the intersection of identities. As hybrids or transcultural beings, they live in a United States that is figured as the borderlands, a consumer society inhabited by nomads and dispossessed (…). ” Lillian Manzor on Caridad Svich in Oxford Encyclopedia of Latinos and Latinas in the United States. Volumen 1. Oxford and New York: Oxford University Press, 2005, ( 184-6).
mb-24-1Por Max Barbosa - www.TeatroenMiami.com 
Fotos - Julio de la Nuez

Siempre es alentador conocer a un director de quien no teníamos noticias. Se trata de Jorge Lugo, director en estos instantes del drama En cualquier lugar menos en este escrito por Caridad Svich. La puesta sucede en Akuara Teatro. Jorge nos ofreció la siguiente entrevista.

Eres ingeniero agrónomo devenido en teatrista. Ante tal disparidad, qué propicio tal disloque. ¿Cómo es posible abandonar la placidez del campo por los insospechados avatares del teatro? ¿Estás en tus cabales?
Mis padres querían una carrera universitaria seria y de peso; el arte no lo era. Matricular en el Instituto Superior de Arte (ISA) no era decente para la familia. Desde la escuela primaria sentí el bichito por el teatro. Ahí comencé como actor aficionado, continuando este sueño en secundaria y preuniversitario. Muchos premios de actuación me entregaron en los festivales provinciales y nacionales de aquel entonces. Me gradué de ingeniero en el 1986 con Sello de Oro. Cumplí mi servicio social establecido por la ley, durante cinco años, en el central azucarero José Martí. Respeté y quedé bien con mis padres. A partir de 1991 comencé a ser indecente.

Freno de Mano-mb-22Por Max Barbosa –www.TeatroenMiami.com
Foto - Alfredo Armas

“Si los actores enriquecieron el texto, hicieron su trabajo”, me dijo Ernesto García, director teatral y editor dewww.teatroenmiami.com , al comentarle el meritorio desempeño actoral de Anna Silvetti y Juan  David Ferrer en Freno de mano, puesta en escena de Leandro Fernández del texto perteneciente a Víctor Winer.

Es cierto: pero en este caso sucede lo inesperado del buen teatro. Al leer la obra que Leandro me envió, jamás supuse qué pasaría en escena por la teatralidad de Víctor: cero acotaciones que pudieran sugerir su punto de vista, otorgándole al director y a los actores plena libertad en cuanto a creatividad. Parece ser que él se forjó en la escena. Estamos en presencia de un dramaturgo que no ejercita la literatura dramática; por eso las imágenes que crea para ser representadas tal y como expresó en  Freno de mano en Miami. 


retrato de un hombre desnudo-3Por Max Barbosa- www.TeatroenMiami.com
José Antonio Alonso y su Teatro del Caballero debutan en los Estados Unidos  un 13 de abril del 2012. El público repletó aquel Teatro en Miami Studio de los amores. De París un caballero, escrita y dirigida por él e Irene Borges, fue la presentación. Ahora, después de exitosas acogidas en Chile, Brasil, Francia y Colombia, regresa con Retrato de un hombre desnudo, texto de Yunior García Aguilera, ideado por José Antonio, con su actuación además de Roberto Moreno Alvarez. Yunior asume la dirección.
Ante la inminencia del estreno en Havanafama Teatro Studio el próximo sábado 17,www.teatroenmiami.com urgió charlar con quien se considera deudor del Caballero de París.

frenodemanosentadosPor Max Barbosa – www.TeatroenMiami.com

 Cuarto de hospital bastante modesto, casi de caridad. Doña Luz está acostada. Entra Giraldo, su esposo.
Luz: …mañana me operan.
Giraldo: ¿Cómo qué mañana? Si nos habían dicho que había que esperar un mes.
Luz: … pues cambiaron de opinión. Tú sabes cómo son los médicos… Vino uno después que tú te fuiste a los tribunales, miró la tablilla, me miró a mí y le dijo a la enfermera: mañana a las 6 y 30 am en el quirófano. Ni cómo está doña Luz, ni cómo se siente…son todos iguales, unos descorazonados.      

Leandro Fernández, Ana Silvetti y Juan David Ferrer asumen la primicia de un texto en escena que bien pudiera conmover al impertérrito que disfruta un contexto sociocultural dominado por la bobería de la bobería. Ana es Luz; Juan David, Giraldo; Leandro, el director de la puesta. Con él dialogó www.TeatroenMiami.com
victor-winerPor Max Barbosa - www.TeatroenMiami.com 

Luz: ¿… y la abogada quedó contenta?
Giraldo: ¿Contenta? ¡Feliz!... Hasta me felicitó y además dijo que yo era el mejor que ella había tenido en toda su carrera. ¡Te imaginas! ¡El mejor!
Luz: ¿… y cuánto te pagó?
Giraldo: Lo mismo de siempre.

Víctor Winer escribe Freno de mano en el año 2000. Dos años después la nominan para el premio María Guerrero, en Argentina, obteniendo el primero del Concurso Internacional de Dramaturgia auspiciado por la Universidad de New York y menciones especiales en los concursos argentinos Municipal de Literatura Osvaldo Soriano y en el II Nacional de Dramaturgia. El texto es conocido en francés, inglés e italiano. Relata los pesares de Luz y Giraldo mientras ella permanece hospitalizada. Luz no encuentra la luz que pudiera alumbrarla. Giraldo,  incapaz soñador a tiempo completo, decide ejercer su oficio en New York: testigo falso de accidentes automovilísticos.

1455852 10201297425911703_940727002_nPor Max Barbosa – www.TeatroenMiami.com
Fotos - Ulises Regueiro
Los árboles mueren de pie continúa en escena en ArtSpoken hasta el próximo 12 de abril. Dicha puesta evade la amenaza del liet motiv temático miamense: sexo; ruptura antecedida, semanas atrás, por Casa en Orden, dirigida por Osvaldo Strongoli así como Sotto Voce, texto y dirección de Nilo Cruz.

 Pero el teatro de Alejandro Casona (1903-1965) es diferente: predominio de la palabra, numerosos personajes para las posibilidades materiales de nuestro entorno, propuestas morales o éticas (“Llegar a la caridad a través de la poesía”, dice Mauricio), además de una estructura dramatúrgica atípica en los tiempos que corren; características que bien pudieran predecir escasa asistencia de público. Sin embargo, la sala  posee  cincuenta lunetas. De  las cuatro funciones realizadas, sólo una contó con menos de treinta asistentes. Clara Varona, su directora, no se equivocó al decirnos: “Hay público para todo”.

1922459 10201219307198784_439752608_nPor Max Barbosa – www.TeatroenMiami.com

Clara Varona estrena Los árboles mueren de pie (Casona, 1903-1965) el próximo 28 de marzo en ArtSpoken.
Clara finalizó sus estudios de actuación en la Escuela Nacional de Arte (Cuba) en 1977. Laboró en diversas agrupaciones habaneras, entre otras, El Galpón, Teatro Plaza Vieja y Anaquillé. Se formó como narradora oral en los talleres de Francisco Garzón Céspedes, promotor de esta modalidad escénica. Como cuentera creó mundos posibles al lado de Teresita Fernández (1930-2013) en La musa traviesa del Museo Nacional de Bellas Artes. Trabajó, además, como asistente de dirección de Tito Junco Martínez (1944-2003). En el Teatro Nacional de la Habana y en el Teatro Carlos Marx dirigió espectáculos infantiles. Mediante un contrato de trabajo arriba a Bogotá, Colombia, en 1995. Formó su propia camarilla teatral, La Pequeña Compañía. Ofreció clases de actuación en dos prestigiosas instituciones: Universidad del Rosario y Universidad Piloto sin dejar de incursionar en la dirección. Nuestra América, basada en El canto general de Pablo Neruda es una de sus obras.. Ya en Miami, La muñeca abandonada, texto de Alfonso Sastre; y Lucy es pecosa, escrita por Triunfo Arciniegas, son sus puestas en escena.